Descubriendo mi sitio, anh-elo

DESCUBRIENDO MI SITIO 3.33/5 (3)

Descubriendo mi sitio, es el título de un proyecto visual donde pretendo mostrar y transmitir “Los sentimientos encontrados ante la decisión de abandonar lo que fui para perseguir mi sueño de ser fotógrafa”.

No quiero ser un espectador más, dejando pasar ante mis ojos la película de mis sueños e ilusiones de forma ajena, como un anhelo al que yo no tuviera permiso.

Descubriendo mi sitio, Anh-Elo
Imagen: Eloísa Cantos. Espectadores del mundo…

Dejo atrás un pasado que me ha marcado, pero que se desvanece para dar paso a un presente lleno de sentimientos con tanto que mostrar y compartir…

Descubriendo mi sitio, Anh-Elo
Imagen: Eloísa Cantos. Dejando atrás un pasado que se desvanece…

Al caer la noche y mientras duerme la ciudad, mis sueños e ilusiones están más despiertos, se recargan de fuerza vital y lucidez.

Me visita la inspiración y surge en mí un estado de consciencia que me susurra “todo es posible”… No existen las dudas en lo que creo.

Descubriendo mi sitio, anh-elo
Imagen: Eloísa Cantos. Estado de consciencia

Pero por el día, a veces me siento acorralada por los juicios, que lejos de apoyar mi gran sueño me dañan con estereotipos: “la fotografía está bien como hobby no como medio de vida”, “cuántos conoces que puedan vivir haciendo lo que les apasiona”.

Se me rompe el alma no quiero abandonar antes de intentarlo siquiera.

Descubriendo mi sitio, Anh-Elo
Imagen: Eloísa Cantos. Acorralada por los juicios

Me rebelo a formar parte de la rueda de convencionalismos. Yo no soy diferente, solo he decidido no renunciar a mi sueño.

Porque vida solo hay una y este es mi momento, el camino elegido.

Descubriendo mi sitio, Anh-Elo
Imagen: Eloísa Cantos. No quiero ser parte de la rueda de los convecionalismos

Un camino complicado, lo sé. Lleno de piedras, luces y sombras, cuesta arriba y con gran incertidumbre por no tener bajo control dónde me llevará.

Descubriendo mi sitio, Anh-Elo
Imagen: Eloísa Cantos. El camino de la vida no es llano y nivelado…

Aparecen los miedos, apenas puedo respirar y me oculto de las sombras que contagian energía negativa.

Descubriendo mi sitio, Anh-Elo
Imagen: Eloísa Cantos. Cuando surgen los miedos y las dudas

Entonces siento la necesidad de huir de la frustración que me ahoga,  busco un sitio lo más alto posible, donde los árboles no me impidan ver la inmensidad del bosque. Respiro despacio y profundamente, me sereno, dejo de juzgar a los que me juzgan. Sobre todo, dejo de juzgarme a mí misma.

Descubriendo mi sitio, Anh-Elo
Imagen: Eloísa Cantos. Tomar de nuevo la perspectiva libre de juicios

Y ahora, libre de juicio, como cuando era niña, tomo de nuevo perspectiva, mis ilusiones vuelven a ser fuertes…

En esta gran decisión ha sido importante y me siento agradecida de tener el amor a mi favor. Un compañero de viaje, que me apoya a corriente y contracorriente en este río de la vida. Compartiendo nuestra historia, mágica desde su inicio y con tantos momentos y aventuras todavía pendientes de vivir…

Descubriendo mi sitio, Anh-Elo
Imagen: Eloísa Cantos. Con el amor de mi parte

El cambio que buscaba en mi corazón estaba dentro de mí y cuando te permites ser feliz, también se transforma tu entorno. Y todo está bien…, puedo avanzar.

Descubriendo mi sitio, Anh-Elo
Imagen: Eloísa Cantos. Consciente de mi cambio interior

Ya sé que soy simple ¿y qué? Tan solo fiel a mí misma, pese a las consecuencias y disfrutando durante el trayecto…

Tan solo Elo

Que te ha parecido este Post?

8 comentarios sobre “DESCUBRIENDO MI SITIO”

    1. Gracias Tania. Muchas veces, por no decepcionar a los que queremos, renunciamos a nuestros sueños y con ello a vivir, pero vida solo hay una, por lo que he decidido no permitirme ese lujo, ser fiel a mi misma, a mi corazón y hacer realidad mis sueños (pese a las consecuencias). No pierdas de vista tus sueños

  1. La felicidad conlleva soledad y culpa… si eres capaz de sostener eso con la cabeza alta serás capaz ya no de alcanzar la felicidad, sino de sostenerla… o por lo menos de saber lo que es la serena felicidad que tanto anhelamos…

    Enhorabuena por el blog. Me siento orgullosa.

    1. Jajaja! Como puedes ver en las fotos, tanto la silla como los suelos en los que se apoya transmiten esa inestabilidad, incertidumbre e incluso vértigo a caer. Sentimientos que me surgen al tomar ciertas decisiones. Así que, sostenerla, sostenerla,… lo consigo haciendo malabarismos. Eso sí, la cabeza bien alta y por encima de todo con consciencia y compromiso conmigo misma. Tengo esa serena felicidad que anhelamos y personas excepcionales que me dicen ¡SIGUE ADELANTE!. (Entre ellas tú). Gracias, Laura. Me encantará disfrutar contigo de esta aventura.

    1. Gracias Fran. En ello estoy, lo vivo de una forma muy intensa y consciente. No dejes de vivir los tuyos.
      Un beso muy fuerte y gracias por estar ahí desde siempre.

Deja un comentario